Lunas, luces y sombras

 

Esta serie podría llamarse Duty Free. Es un trabajo en el que el objeto del deseo se ve encandilado por lunas blancas en contraste con un negro satinado. Consiste en hojas de revistas con publicidades sobretodo de perfumes intervenidas con pintura y con alfileres de cabezas de colores pegadas a unos paneles publicitarios sobre perfumes. Se borra toda posible identidad.

 

Lunas, luces y sombras, tiene un lado oscuro que quiere ser luz, se podria decir que es el mundo del deseo queriendo ser luz. Un mundo de deseo que ataca principalmente al cuerpo, ese es su verdadero público objetivo. Crea y establece pautas que determinan como los cuerpos deben ser, y si el cuerpo no se corresponde con esas pautas entonces no se puede pertenecer a ese mundo, es decir, el cuerpo no es deseado.

 

Este trabajo corresponde a la etapa en que trabajaba como Visual Merchandising del Free Shop de los aeropuertos de Montevideo y Punta del Este. Es la práctica de la construcción de la imagen de marca. Y las marcas que hay en un free shop representan el mundo del deseo y generar una falsa necesidad. Este trabajo es la representación de ese mundo, el mundo de las marcas de lujo.